1. Asegúrese de que tiene un buen firewall funcionando, ya sea en un router inalámbrico o en el ordenador portátil que utiliza para conectarse a las redes inalámbricas fuera de casa. Por otra parte asegúrese de desactivar los servicios innecesarios, especialmente en Microsoft Windows, donde los servicios innecesarios que se han activado por defecto podrían sorprenderle. Además incluso esto podría ayudarle a que su ordenador vaya más rápido.
  2. Desactivar el servidor DHCP: Su tarea principal es asignar de manera dinámica direcciones IP a cualquier dispositivo que se conecte a la red. De esta forma ponemos un impedimento más por si alguien estuviese intentando conectarse y en su dispositivo tuviese configurada la opción  Obtener una IP automáticamente”.

 10 consejos de seguridad wifi (III)

En conclusión, entre más impedimentos pongamos a la persona que se quiera conectar a nuestra red mucho mejor, tenemos que valernos de todas las herramientas posibles, sin embargo este tema implica un poco de investigación y empaparse en la materia, tenemos que conocer a fondo nuestro router y ver que opciones de este podemos utilizar para reforzar la seguridad.